¿Cómo saber si es Dios quien abre la puerta?

Leer:  Mateo 7: 7-8

Ver: Puertas Abiertas | MARIAM DELGADO

En ocasiones, se nos presentan oportunidades atractivas, pero debemos recordar que no todo viene de Dios, de igual manera, si una puerta se nos muestra entreabierta y genera incertidumbre, no debemos descartarla de inmediato.

El discernimiento es la clave para determinar si esa oportunidad es una puerta abierta por la voluntad del Señor o no, Pero ¿Cómo saber si es Dios quien abre la puerta?

Hoy quiero compartir contigo 3 puntos que te ayudarán a saber cuándo es una puerta que Dios te está abriendo.

  1. Ninguna puerta que Dios abra contradirá las Escrituras, si esa oportunidad representa que hagas lo contrario a lo que nos dice Su Palabra, NO ES DE DIOS.
  2. La puerta que el Señor abre hace que dependas más de Él. Si logras atravesar una puerta y no necesitas la ayuda de Dios para nada, entonces podrías estar atravesando una puerta que Él no te abrió.
  3.  Trae Paz: Cuando el Señor trae una nueva oportunidad, no debe traer confusión. Aunque puedes enfrentar oposición del enemigo, aún puede tener paz.

Por encima de todo Ora para que Su voluntad sea la que prevalezca y te de la guía a través de Su Espíritu Santo y te revele que puertas son de Él.