DESPIERTA TU ESPÍRITU A UN NUEVO NIVEL

El desierto y las pruebas no las puedes mirar como algo permanente, sino como una temporada la cual va a pasar. No son para permanecer en ella, ni son para morir en ellas. Muchas de las pruebas que pasamos son con el propósito de moldear nuestro carácter y dejar ciertas actitudes que no nos permiten entrar en los nuevos niveles de bendición que Dios tiene para nosotros.

El pueblo de Israel podía haber entrado a la tierra prometida y comenzar una nueva vida de libertad y conquista, sin embargo permanecieron 40 años dando vueltas en el desierto y la mayoría murió sin recibir lo prometido. Muchas personas le han entregado su corazón a Jesús, pero sin embargo no pueden abandonar ciertas actitudes que los mantienen en el desierto en varias áreas de su vida.

Dios te quiere llevar a un nuevo nivel de bendición y victoria, te quiere mostrar la gran herencia que tienes como hijo, quiere que tu Fe sea fortalecida para que puedas reconocer la autoridad y los privilegios que tienes y puedas abrazar todas las bendiciones que Él conquistó para ti.

Toma hoy la decisión de crecer y de madurar para que ya no des más vueltas en el desierto y disfrutes la herencia que te pertenece.