LO QUE PARECÍA ESTÉRIL, COBRARÁ VIDA

¿Sientes que la batalla es constante y que estás en medio de un ejército que viene contra ti?

El rey David en el salmo 18:37 nos da una promesa que no podemos olvidar a fin de llegar a ser verdaderos vencedores: “Perseguí a mis enemigos, los alcance y no retrocedo hasta verlos aniquilados”.

Tus enemigos pueden ser un problema con tu hijo, o problema de salud o de finanzas. Enemigos que vienen en tu contra.
David era un verdadero vencedor, decidió acabar con todos sus enemigos, pero él sabía que solo no podía hacerlo, que necesitaba la ayuda de Dios.

Juan 15:5 dice: “…porque separados de mí, nada pueden hacer”.

¿Qué expectativas tienes tú de que Dios en este año va a revertir la situación que estás viviendo? Si tú confías en Dios y descansas en Él, verás como todo obrará a tu favor y serás bendecido y prosperado.

El salmo 27:13 tiene una poderosa promesa para ti. “Hubiera desmayado si no creyera que veré la bondad de Dios en la tierra de los vivientes”.
Dios te promete que lo que estás esperando, lo verás.

Si no hubiera existido un gigante, un Goliat, David siempre sería un pastor de ovejas. Así que tus problemas no los veas como muros, sino como puertas para entrar en tu próximo nivel.

En cualquier área de tu vida que haya esterilidad, hoy yo hablo que eso cobra vida.

En Lucas 1:30 aquí es donde el ángel le anuncia a María que va a concebir y en los versos 35-37 dice:“Respondiendo el ángel le dijo: el Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra, por lo cual también el santo ser que nacerá, será llamado hijo de Dios. Y he aquí tu parienta Elizabeth, ella también ha concebido hijo en su vejez y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril, porque no hay nada imposible para Dios.”

Lo que más me llamó la atención fue la última parte del verso 36, y este es el sexto mes para ella la que parecía estéril.

Ha llegado el tiempo en que lo que parecía estéril, cobrará vida.