SIENTE LA PROTECCIÓN DE DIOS EN TODO TIEMPO

Cuando Dios sacó a su pueblo de esclavitud de Egipto y anduvieron en su viaje hacia la tierra prometida, el Señor iba delante de ellos; de día en una columna de nubes para guiarlos y de noche en una columna de fuego para alumbrarlos. Nunca se apartó de su pueblo. (Éxodo 13:21-22)

Esta poderosa promesa nos debe animar a reconocer que Dios siempre está cuidando de nosotros. Él aparecerá en el momento justo y nos guardará. Nos guiará y protegerá en todo tiempo.

Cuando sientas que estás bajo ataque, el Señor cubre tus espaldas. Cuando seas traicionado o difamado, el Señor cubre tus espaldas. Nunca olvides que el Señor pelea tus batallas y que las trampas del enemigo serán retiradas porque el Señor envía un ejército celestial a pelear en contra de todo ejército del enemigo que quiera venir en tu contra.

Dios quiere asegurarte que su pacto de protección está contigo por siempre y en medio de cualquier problema puedes estar seguro de que Jesucristo te dará la victoria total.